Un viaje por seguidillas entre la huerta y la ciudad de Murcia

25,00

Jairo Juan García, Tomás García Martínez

Autoedición, 2022

Un viaje necesario. Empecemos por el final: hacen falta trabajos minuciosos así, Un viaje por seguidillas entre la huerta y la ciudad de Murcia, porque la escasez de investigaciones rigurosas que ha existido en el pasado sobre determinados aspectos de la tradición musical de Murcia y su huerta ha sido un lastre que ha dado lugar, por ejemplo, a la divulgación de ciertas fantasías románticas de dudosa veracidad.

Obra que consta de dos libros:

  1. Libro de investigación: 300 páginas.
  2. Cancionero: 76 páginas.

Tamaño: 28 x 23 cm

Echar un vistazo

Envío gratuito a partir de 50€

 

Descripción

Esta cuidada publicación es el resultado de la investigación realizada por el doctor en Ciencias de la Documentación Tomás García Martínez y el músico especializado Jairo Juan García, que vieron la necesidad de abordar el estudio de las seguidillas en la huerta y ciudad de Murcia.
La seguidilla es un tipo de música, cante y baile suelto que está vigente en el actual repertorio musical popular de la Región de Murcia, aunque se identifica con nombres diferentes y algunas variaciones. La denominación más común es el baile de parrandas; no obstante, también se interpretan pardicas, poblatas, manchegas, sevillanas, peretas…, según la zona de la región donde nos enfoquemos.
En la lectura de esta obra se comprueba que las parrandas, junto a la jota y la malagueña, son las danzas que se encontraban más generalizadas en la decimonónica provincia de Murcia; de hecho, eran denominadas como «bailes del país» en las noticias de prensa histórica. El tratado documenta por qué la seguidilla no se ha mantenido en el tiempo y, por ende, no se considera un baile tradicional propio del municipio de Murcia en la actualidad.
Asimismo, los autores han querido realizar un análisis etno-musical de las seguidillas recogidas en los cancioneros —colecciones de melodías tradicionales transformadas en repertorios de música para salón—, que fueron los precursores del folclorismo en Murcia.

María Luján Ortega